JUNTO A LA PUERTA

Author: Alberto Cancio García /

Ha entrado discretamente por la puerta que da a la calle y, aunque lo ha hecho sin ruído, todos la miran a hurtadillas desde las mesas. Envuelta en fardos de tela negra, con aire sombrío pero enhiesto, contempla la escena del bar un momento y se dirige luego a la barra, donde Francisco sirve varias jarras de vino simultáneamente.
La recién llegada avanza, dejando tras de sí una estela de frío aroma que a todos despierta del tibio aturdimiento, y entonces se oye algún que otro castañear de dientes, bajo el tintineo de las copas y el gruñido opaco del acordeón. De pronto, bajo la escalera, una mano en penumbra se levanta en señal de saludo. Ella la mira y sonríe.

2 comentarios:

Nieves dijo...

Yo solo puedo decir que quiero leer más y que me han entrado ganas de conocer a "la recién llegada".

Rompecabezas & Matices dijo...

yo estoy de acuerdo con el comentario anterior.
Aunque quizas es mejor no tener mas descripciones pues ya la tengo imaginada y no me gustaria destruir esa imagen

Publicar un comentario